sábado, 19 de enero de 2008

A Tino Ventura Albarracín


El jinete incansable cabalga
por el monte en su rocín
Brío caliente, corazón bravío
Tino Ventura Albarracín
Sangre de noble, sangre gitana
Componen un solo ser
Lucha constante, disputa eterna
Como el sol al atardecer
firmeza en su rostro moreno
Belleza en su negra crin
Figura garbosa y esbelta
Elegancia en el vestir
Sus ojos azabache
desprenden furia y orgullo.
El orgullo le viene de dentro
la furia se la dio el mundo
El viento corta su paso
y arrastra gotas cristalinas
Rastros de sudor franco.
Rastros de lágrimas vivas.
Noble espíritu guerrero
se desplaza como el rayo
Intrépito y desenvuelto
A la vez amo y vasallo.
Sus venas arden con furor
gritos helados desprenden su garganta
Gritos desasosegados de dolor
Que la tristeza no ahuyentan.
Endiablada decisión
¿Noble o gitano?
Sólo ha de haber un vencedor.
El jinete cabalga impetuoso
Hacia la casa en su rocín.
Brío ardiente, corazón bravío.
Tino Ventura Albarracín.

1 comentario:

Dan dijo...

Muy linda la poesía! Escribes muy bien,¿has pensado alguna vez en escribir un libro? Sería un buen principio para escribir uno.