viernes, 31 de octubre de 2008

el cajón de mi cuarto

abrí los cajones
y rebusqué entre mis cosas
todo aquello

que me traía un recuerdo
salté de letra en letra
y encontré una emoción

que tentaba, nerviosa,

la suerte de ser mayor

y me acarició la brisa en la arena

y congeló mis dedos el mar
y me bronceó las mejillas el sol
para poner en mi vida la ilusión
y no pensar nunca más
en cerrar ese cajón

8 comentarios:

Rayco dijo...

Me encanta cerrar cajones!!:)

AiLeoN dijo...

A mí abrirlos, y desordenar todo lo que hay dentro, y reencontrarme con recuerdos, sonrisas y llantos...

Una maravilla! Escueto, pero intenso, Nalia!

Un beso

Nalia dijo...

rayco: jooo nunca hay que cerrarlos del todo!!

aileon: a mí también me gusta abrirlos y reencontrarme con esas cosas que creía perdidas...

Narya dijo...

Yo tengo una cajita donde meto "recuerdos" entradas de conciertos, fotos, recortes, servilletas de garitos, etc.. me encanta abrirla de vez en cuando y recordar...

Besicos

MC dijo...

Hola!!

Me encantan los cajones llenos de recuerdos, el momento de abrirlos y pasar uno a uno por todos y cada uno de esos recuerdos es especial!!

Gracias por tus comentarios, guapetona y seguro que sí podrías hacer cualquiera de las cosillas que hago yo de manualidades, si las hago yo, las hace cualquiera, créeme ;) Lo que yo no soy capaz es de escribir como tú lo haces y mira que me gustaría... de ahí que os pida prestados vuestros preciosos textos. Por cierto, tu poema está teniendo mucho éxito!!

Besazos y buena semana.

isuntza dijo...

Al final abrir e investigar en un cajón, es como mirar trankilamente al pasado pero con la posibilidad de recordar y eliminar lo que no nos gusta y mantener lo que nos trae buenos recuerdos

A mi tb me encanta, como decía Aileon... y además, me cuesta tirar esos recuerdos; asi que tengo los cajones que al abrir las cosas parece que quieren salir a respirar... Cosas del niño triste

Que gustazo volver a entrar aquí y encontrarme con el cariño con el que tratas las palabras, rubia De verdad de la buena Cuidate mucho y hasta cuando tu quieras Mile Muxu & Rekuerdos del niño triste!

Lúcida dijo...

Los recuerdos siempre deben estar dispuestos a salir, no cierres el cajón

DAVID dijo...

Me gustaría tener un cajón lleno de recuerdos y cuando lo abriera tener alguien con quien compartirlos
Hermoso blog un abrazo