viernes, 9 de mayo de 2008

pérdida

una vez le pregunté al viento

"¿Te quiero?"


"no sé", fue su respuesta...


ahora no se lo pregunto a nadie,


ya sé que te quiero...


pero ya es demasiado tarde...

11 comentarios:

Rayco dijo...

Es que preguntarse esas cosas es una gran putada, hablando en plata.

Nalia dijo...

pues siiii xD

Tan leve... dijo...

¡No es agradable ver partir un tren desde el andén!
Si no te subiste en su momento... ¿qué importa ya?

:-)



Seguro que, pronto, sale uno con destino a la orilla de cualquier mar...



Promise me you will be happy! <3

Luna Carmesi dijo...

Tu mirate a un espejo... Y ve apreciando como brillan y como sonries... Un dia seras la que contestes y no la que formules preguntas.

Besos!

AiLeoN dijo...

Hay preguntas que mejor no preguntar a nadie, ni siquiera a una misma...

Buen finde,
Besos guapa!

Lúcida dijo...

Te quiero debe ser siempre una respuesta, pero nunca una pregunta... sale sin más, sin forzar nada...

Nalia dijo...

elena: además a veces el tren vuelve... cuando menos te lo esperas... y enconces eres tú la que decide no subir...

luna: ya me he mirado al espejo... y sonrio.. :)

aileon y lucida: es cierto que no debería ser una pregunta... sino siempre una respuesta...

besos a todos!!

isuntza dijo...

Yo tb pienso que esa frase debería ser siempre una respuesta y no una pregunta Lo importante, niña, no es si es demasiado tarde; nunca es demasiado tarde si se quiere y se tienen suficientes energías para luchar por algo Lo importante es poder contestar a esa primera pregunta por uno mismo y sin dudar Ser capaz de conocerse a si mismo tanto como para tener claras preguntas tan jodidas de responder como esa, no crees?

Otro finde fuera etxando de menos tus versos Cuidate rubia y sonríele a esos ojazos que refleja tu espejo Muxus & Rekuerdos con cariño del niño triste!!

Sitjar dijo...

La vida es una gran estación de autobuses que circunvalan nuestras vidas constantemente de principio a fin, no lloremos por perder uno de ellos. La cita más sencilla y grande (en mi opinión) del optimista es "no hay mal que por bien no venga". Paciencia y calma que un tesoro aun mayor te está esperando :)

Azuquita dijo...

Pero hay veces que hay que preguntar para que no se quede en el vacio, para que las palabras no pierdan su camino. Puede que no te lo digan porque no hay tiempo, o porque no era el momento, pero no porque no se sienta.
Los miedos nos pueden disculpar en estos casos.
Yo quiero decirlo y sé que lo siente, pero no hay solución.
El viento se lo ha llevado.

SOMMER dijo...

Sólo se te ocurre a ti preguntarle eso al viento. El no sabe de nada y menos de amor.
Venga, nunca es tarde. Sigue...