domingo, 2 de marzo de 2008

tu cama

me despierto a media noche y no estoy sola
tus brazos me rodean custodiando mi cuerpo
esos brazos fuertes que no parecer pertenecerte
porque son una prolongación de los míos

siento tu respiración sobre mi cuello
te miro y sonrío frente a tu placidez
me incorporo y pongo los pies en el suelo
me sujetas el brazo y me pides que me quede

quisiera permanecer junto a ti en la oscuridad
que la noche guardese nuestros sueños
y despertar cuando la luz del sol
acariciase nuestras mejillas color rosa

pero no puedo, la obligación me llama
te dedico una tímida sonrisa y una caricia
que me devuelves con la dulzura de tu boca
mientras mis pasos se alejan de tu cama




19 comentarios:

Lordbrolin dijo...

No hay nada mejor que estar acompañado y despertarse junto a la persona que mas amas

Un besote

Rayco dijo...

Bueno, ya lo repites esta noche ;-)

Aileon dijo...

Tú cama y la mía unidas por el amor! Ohh..

Muy bonito Nalia, me ha gustado mucho! Siento tus palabras como si fueran mías...

Y más ahora...En la siesta, siento esas palabras en lo más profundo de mi ser jijiji

Un beso!

EDGAR dijo...

Las obligaciones que cada uno tenemos nos recuerdan que no toda la vida es de color de rosa.jajajaja
Saludos!!!!

Javi. dijo...

por tu poema de hoy deduzco que has pasado un saturday nigh happy happy

muakis

elenaberenice dijo...

Me gusta :)

Sensual.

Nalia dijo...

lordborlin: sí, aunque las despedidas duelen...

rayco: a veces no es tan fácil repetir...

aileon: me alegra que te gustase... la siesta, la noche... amor entre sueños... jeje

edgar: las obligaciones son una kk, qué pena de ser adultos... aunque no me refería solo a obligaciones laborales, sino también familiares... :(

javi: buen viernes, buen sábado y peor domingo...

elena: quizá debería haber sido más sensual... la próxima ;)

una loca linda dijo...

a mí me gusto, porque me pareció que reflejaba la ternura, y no lo lujurioso de la situación...

isuntza dijo...

Una vez más, versos bonitos cargados de sensaciones, para llenarme la cabeza con los trocitos de tus pensamientos que arrastran las palabras como si fuesen hormigas... Y dos puntos de vista, dos situaciones en una que todos hemos vivido, o deberíamos; quedarse en la cama mientras el calor del otro se escapa sin remedio, aunque sea para volver... tener que marcharse dejándo atrás el olor de los buenos momentos, de las sábanas que te envuelven, aunque sea para volver

Muxus wapisima, cómo disfruto de tus versos!

Narya dijo...

Me gusto el poema, que pena que tuviera que irse, pese a la volundad de quedarse junto a el... Besos

Nalia dijo...

loca linda: sí, eso exacatamente es lo que quería transmitir :)

isuntza: una vez más gracias por tus palabras, tus comentarios son también como versos!

narya: gracias! y me alegra que te gustase, sí, es una pena tener que irse...

Pedro Jorge dijo...

Será peor el domingo, Nalia, pero llegará ese sábado que querrás que nunca se disipe.

Nalia dijo...

ojalá sea así pedro! :)

Luna Carmesi dijo...

Palabras de penumbra cálida...
De ternura transpirada en la noche...

Luna Carmesi dijo...

Pero...

La obligacion te llama!!!!!!!???

Releches!!! Si queda un monton para que amanezca!!!!

:-D
;-)

Muaaack!!

Bichicome dijo...

Cuales seran esas obligaciones...

Anónimo dijo...

el trabajo, la familia...

Celes dijo...

Qué lindo dormir con alguien... más estos días, que por lo menos acá, no para de llover

Pero quedate a dormir!
Es feo tener otras obligaciones

Saludos!

Anibal García dijo...

Estupendo poema. He llegado hasta aquí a través de la foto y me ha gustado lo que he leído.

Por cierto, te pido prestada la foto para un soneto que tengo que publicar en mi blog... Gracias.

Un guiño.